El MuVIM reivindica el impulso valenciano al movimiento POP con la exposición “Ídolos Pop”

El MuVIM reivindica el impulso valenciano al movimiento POP con la exposición “Ídolos Pop”

La diputada de Cultura de la Diputación de Valencia, María Jesús Puchalt, presentó ayer, en rueda de prensa, el proyecto “Ídolos POP” en el MuVIM que incluye tres exposiciones: Un cubo “mágico” que recrea una disco de los años 70 en el vestíbulo, “De Bruno Lomas a Nino Bravo” en la Sala Alfons Roig y “La ruta del bakalao. Chimo Bayo” en la Sala Parpalló.  

Al encuentro con medios de comunicación, celebrado en la “discoteca” del MuVIM, también asistió el comisario de la exposición, Lluís Fernández.

Puchalt destacó que con esta ambiciosa propuesta “el Área de Cultura de la Diputación de Valencia abre las puertas del MuVIM a la época dorada de la música pop desde 1954 a 1994, desde los años de los primeros guateques hasta la Ruta del Bakalao, es decir, de la estética de la modernización en la España del desarrollismo al fenómeno de las discotecas posmodernas”.

En su intervención la diputada de Cultura recordó que el MuVIM “es un museo abierto a la sociedad, cuyo principal objetivo es abordar temas de actualidad, interés y curiosidad social”. Puchalt ha explicado que las tres exposiciones “rememoran la revolución social que ha supuesto la música en todos los ámbitos, haciendo hincapié en la relevancia de Valencia como motor artístico y cultural”.

En este sentido, el comisario de la exposición, Lluís Fernández, apuntó que “Valencia fue cantera de figuras nacionales y pionera en los movimientos musicales de las décadas del 60 al 90”.   “Y no sólo en la creación de figuras musicales sino que también fuimos pioneros en dedicar todo un barrio céntrico y artístico a la movida y a la juventud, El Carmen, que inició su trayectoria con la apertura del mítico Capsa y cuyo modelo se repitió en El Born de Barcelona y también en Madrid”, recordó Fernández.

De Bruno Lomas a Nino Bravo  

La Sala Alfons Roig ofrece un largo recorrido por la cultura juvenil, que tuvo su inicio con el rocanrol de Elvis Presley, siguió con el twist y el nacimiento de las discotecas y tuvo su momento de esplendor con la aparición del fenómeno de los Beatles.

“Si Gran Bretaña tuvo su Elvis local en Cliff Richard y Francia, en Johnny Hallyday, la España del desarrollismo tuvo una decena de mitos juveniles cuyos pioneros nacieron en Madrid, Barcelona y Valencia. Aquí brillan con luz propia Bruno Lomas y el Dúo Dinámico, Miguel Ríos, Los Pekenikes y Los Mustang, y con ellos compartieron el estrellato los valencianos Tina y Tesa, Los Pantalones Azules y Los Huracanes, como máximas figuras del rocanrol y los seguidores de la invasión británica” indica el comisario de la exposición Lluís Fernández.

Mientras Raimon revolucionaba la Nova cançó a comienzos de los años 60, Juan Bau, Juan Camacho, Camilo Sesto y Nino Bravo se iniciaban como roqueros, y evolucionaban hasta convertirse en los mejores cantantes solistas de la canción melódica española, acaparando las listas de éxitos nacionales de los años 70 con temas que aún hoy se recuerdan.

La Ruta del Bakalao  

Con el auge de las discotecas, la moda de «La juventud baila» y las pistas luminosas, Valencia se incorpora con una singular ruta discotequera que hizo de sus clubes costeros un lugar de peregrinación internacional, marcando la moda de vivir bailando noches que duraban el fin de semana entero. Las discotecas Barraca, Spook, Espiral, Puzzle y Público conocieron tal popularidad y desenfreno que fueron referentes de la noche y la marcha de La Ruta del Bakalao.

Nada mejor que las portadas de los discos y sus carteles promocionales para sintetizar elocuentemente esa larga y colorista marcha, que hizo de España parte esencial del pop internacional y de Valencia, una de las capitales de la modernidad. Disc jockeys como Double Vision, Añón y Chimo Bayo componían, grababan y vendían en todo el mundo millones de discos. También las discotecas en las que pinchaban se convertían en lugares míticos, donde miles de jóvenes peregrinaban cada fin de semana para enrollarse, bailar y vivir la noche valenciana.

La muestra expuesta en la Sala Parpalló está compuesta por un millar de portadas de discos, carteles, objetos y merchandising de cada época y un voluminoso catálogo con más de mil imágenes que recoge un legado oral, cultural y mediático que hasta la fecha no había tenido reflejo museográfico.

Aquí puedes ver más imágenes de la muestra.

Etiquetas

Si te gusta el artículo, ¡compártelo!!

Sobre el autor

Author Gravatar
La Dipu En la Red

Artículos relacionados