Los cuadernillos Rubio ya tienen su museo en Quart de Poblet

Los cuadernillos Rubio ya tienen su museo en Quart de Poblet

 

 Los artífices del ‘Método Rubio’ han recreado una escuela museo de los años 50 en homenaje a Ramón Rubio, el fundador de los famosos cuadernillos del mismo nombre. En la instalación, en el polígono industrial de Quart de Poblet, conviven en un mismo techo la última maquinaria y tecnología de impresión, con una vieja guillotina e instrumental de mediados del siglo pasado.    

A la inauguración oficial de las nuevas instalaciones de Rubio y del Aula Museo Ramón Rubio, han asistido, además del gerente e hijo del fundador, Enrique Rubio, más de cien invitados, entre ellos, la secretaria de Cultura de la Generalitat Valenciana, Carmen Amoraga, o Cristina Mora, concejala de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Quart de Poblet.

De igual modo, han participado artistas que han formado parte del proyecto expositivo de la nave y del museo como Guillermo Climent (Mr. Marmota), autor de los murales y Javier y Alba de La Chaise, responsables de la decoración del aula.

En la parte inferior se encuentra el almacén de la empresa y donde imprimen, al ritmo de 8.000 ejemplares por hora, los cuadernillos Rubio que, según ha destacado la compañía en un comunicado, “siguen siendo líderes de venta y distribución”. Para sacar adelante la producción, la nave cuenta con una máquina construida ex profeso para Rubio. Además, unas vitrinas dejan ver instrumental y material que se usaba en los años 50, cuando Ramón Rubio sentó las bases de la empresa.

En el Aula Museo se ha reproducido “con todo detalle” un aula de los años 50, con mobiliario y objetos originales de la época. El decorador, Javier Gijón de La Chaise retro & med, ha viajado a Santander para conseguir unos pupitres originarios del siglo XX. Además, ha rebuscado en anticuarios para traer un globo terráqueo de los años 50, la mítica enciclopedia infantil Álvarez, material escolar como plumieres de los 50 y 60, libretas, plumillas, gomas Milan y Pelican y cuadernillos Rubio de la época

También decoran el espacio mapas y material administrativo y de estudio traídos de la propia Academia Rubio, donde Ramón Rubio inició la empresa, así como vitrinas con material original de la imprenta Rubio con negativos reales de cuadernillos de entonces. Las lámparas que decoran el espacio también son originarias de aquel entonces, incluso una de ellas alumbraba la antigua lonja de pescado del Puerto de Valencia, según ha descrito Javier Gijón.

 

EXCURSIONES ESCOLARES    

La idea es que el Aula Museo Ramón Rubio reciba excursiones escolares y a todo aquel interesado “en viajar en el tiempo y en descubrir cómo era la escuela el siglo pasado y los inicios de Rubio”. De esta forma, se pretenden organizar visitas didácticas y realizar talleres para complementar la visita al museo.

Fuente – Europapress

 

Etiquetas

Si te gusta el artículo, ¡compártelo!!

Sobre el autor

Author Gravatar
La Dipu En la Red

Artículos relacionados